Si te gustan los bares de tapas en Valladolid, sabrás que sus magníficas propuestas (no en vano en la ciudad se celebra una de las ferias de la tapa más antiguas de España) son siempre la antesala de un plato más contundente que te sirva para comer a gusto.

Los huevos rotos suelen ser una de esas recetas que le gustan a todo el mundo. Sobre una base de patatas recién cortadas y fritas, se disponen diversos embutidos fritos ligeramente y se remata con unos huevos de calidad para conseguir convertir este plato en uno de los más característicos de la cocina española.

Al buscar entre lo bares de tapas en Valladolid cuál es la mejor opción para comer bien, no lo dudes: en aquel local que ofrezca huevos rotos. Es importante subrayar que, a pesar de su aparente sencillez, conseguir darles el punto justo conlleva años de experiencia.

Y qué decir si se apuesta por compartir el plato con el resto de comensales. Ahí sí que no hay ningún tipo de rivalidad posible, ya que, bien hechos, son un manjar que lo mismo ayuda a viajar a la infancia que a apreciar su característico sabor lleno de matices diversos.

Rematados con jamón ibérico, no dejan de ser un plato tan nutritivo como equilibrado. Su maridaje con vino blanco o tinto es también digno de tener en cuenta para que cada bocado se convierta en una experiencia gastronómica digna de vivir en primera persona.

En El Rincón del Val siempre los tenemos en la carta. Solo tienes que venir a nuestro bar a probar nuestra amplia de tapas y pedir tus huevos rotos. Estaremos encantados de demostrarte por qué es una de nuestras propuestas más demandadas. Todo sea por conseguir que comas mejor que nunca en un bar lleno de encanto y tradición.